En tierra de aborígenes

En La Troya (Watungasta), a tan sólo 20 minutos de Tinogasta, hay un cielo nocturno increíble. Decidí volver a visitar este lugar al que no iba hace muchísimo tiempo con esperanzas de encontrar algo nuevo para componer y hacer time-lapses nocturnos. Por suerte, a pesar del mal clima durante el día, la noche me acompañó muy bien.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *